Contáctenos » (+503) 2505-9200

El consumo de hongos comestibles a nivel mundial ha alcanzado cifras récord con crecimientos sostenidos de 12% durante los últimos años en la mayoría de países industrializados; más aún, ha cuadruplicado los niveles de consumo en países como México, debido principalmente a la mejora en las tecnologías de producción, a la disminución del precio de venta al consumidor final, a su enorme valor nutricional y bajo contenido de grasa, a su versatilidad, cualidades culinarias y las propiedades medicinales que han sido atribuidas a algunas de las especies más populares desde tiempos inmemoriables. La Fundación para la Innovación Tecnológica Agropecuaria FIAGRO, estará realizando en los próximos meses un estudio de Bioprospección junto al Instituto Nacional de la Biodiversidad de Costa Rica, para conocer a profundidad el hongo comestible conocido en la zona occidental de El Salvador como Tenquique (pseudofistulina brasiliensis). Este hongo de extraordinarias cualidades culinarias se ha reproducido de forma silvestre en las plantaciones de café, asociado a diferentes especies de árboles que sirven de sombra al cultivo, especialmente al árbol de guachipilín. En la actualidad cada día es más difícil encontrar estos deliciosos hongos en los mercados populares de las ciudades del país y casi imposible encontrarlos en mercados o supermercados de la ciudad Capital, debido principalmente a la disminución en las poblaciones de árboles hospederos y a la falta de tecnología apropiada que permita conocer mejor y mejorar la producción de un recurso tan valioso como este. El trabajo a desarrollar con el InBio estará enfocado a conocer los principales hospederos de este hongo comestible, a establecer los principales parámetros de crecimiento, a aislar y reproducir esporas en condiciones de laboratorio y a establecer un método de producción comercial bajo condiciones controladas. Este tipo de estudios ha sido necesario realizarlos con todos los hongos que se producen bajo condiciones controladas para asegurar niveles adecuados de productividad de las granjas de producción. El famoso Shiitake (Lentinus edodes) es un ejemplo de ello, el cual fue cultivado en las regiones montañosas de Asia desde hace siglos y fue adaptado mediante técnicas modernas, a la producción comercial a gran escala utilizando troncos de roble inoculados artificialmente. Actualmente el Shiitake es uno de los hongos con mayor demanda y mejor precio en los mercados internacionales. Con este trabajo se estaría iniciando un trabajo trascendental para el rescate y promoción del cultivo del Tenquique, el cual al igual que otros productos nativos de El Salvador, podría llegar a convertirse en el corto plazo en un producto estrella dentro de la gastronomía nacional, pudiendo desplazar incluso a otros hongos que se consumen nacionalmente cuyas importaciones sobrepasan el millón de dólares por año.