Contáctenos » (+503) 2505-9200

Sin duda, las vacunas han sido durante mucho tiempo un elemento fundamental en la lucha contra las enfermedades infecciosas. Pero últimamente se habla de un nuevo tipo de vacuna, diseñada para las enfermedades no infecciosas. Estas vacunas terapéuticas, aunque se valen del sistema inmunológico para atacar la enfermedad, están diseñadas más para tratarla que para prevenirla. En 1999, el Instituto de Medicina de los Estados Unidos señaló a las enfermedades crónicas como candidatos para las vacunas terapéuticas. Las empresas de biotecnología asumieron el reto y, desde entonces, varias vacunas dirigidas contra el cáncer, enfermedades cardiovasculares e hipertensión han pasado las fases I y II de los ensayos clínicos. Dos compañías, Cytos de Suiza, y Protherics del Reino Unido, están probando vacunas para la hipertensión que se encuentran en la fase II. La vacuna ha sido diseñada para estimular que el sistema inmunológico produzca anticuerpos contra la hormona angiotensina, que estrecha los vasos sanguíneos y eleva la presión arterial. También hay una vacuna contra la arteriosclerosis –acumulación de placas de colesterol en las paredes de las arterias que puede provocar un ataque al corazón o un derrame cerebral– en la primera fase de pruebas. Desarrollada por una compañía sueca Bioinvent, conjuntamente con la compañía estadounidense Genentech, la vacuna contiene al anticuerpo humano BI-204 que reconoce un tipo de colesterol que forma placas. Estas vacunas contra las enfermedades cardíacas están todavía en sus etapas tempranas de desarrollo. Pero ya hay por lo menos dos vacunas contra los virus causantes del cáncer: la vacuna contra la hepatitis B, que protege contra el cáncer de hígado, y la vacuna contra el virus del papiloma humano, que protege contra el cáncer cervical. La compañía Merck está realizando el ensayo fase III de una vacuna el tipo más común de cáncer de pulmón, diseñada para inducir una reacción inmune contra una molécula (MUC1) de las células cancerosas. La compañía Onyvax del Reino Unido tiene una vacuna para el cáncer de próstata en la fase II de las pruebas, compuesta por células inactivas de cáncer de próstata.